HACIA UNA MORAL SIN DOGMAS

Hacia una moral sin dogmasAutor: José Ingenieros

Editorial:

ISBN:

DL:

Género: Pensamiento Libertario

Año: 1917 (1ª edición)

Páginas: 80 (9 x 12’5 cm.)

PDF: SI (sólo PDF) - Pincha abajo para descargar

 

EN 100 PALABRAS: con ocasión de presentar la vida y el pensamiento de Ralph Waldo Emerson, y la cuestión de la religión y la moralidad en los diversos grupos confesionales del mundo anglosajón, Ingenieros expuso sus ideas acerca de la moral, oponiéndose a todo tipo de "dogmatismo" y sosteniendo que "toda ética efectiva ha sido un resultado natural de la experiencia social". Este libo son las lecciones que sobre Emersony el eticismo dio José Ingenieros en 1917 en la cátedra de Ética del profesor Rodolfo Rivarola.

"una etapa nueva se ha iniciado ya en la evolución de la ética. Los dogmas revelados de los teológos y los dogmas racionales de los filósofos comienzan a ser sustituidos por los resultados perfectibles de la experiencia social. Los nuevos deberes son sociales; y ellos expresan toda la obligación. La nueva justicia es social; y ella expresa toda la sanción. Nos acercamos al advenimiento de un nuevo mundo moral, cuyos valores van siendo radicalmente trasmutados por la experiencia"

ÍNDICE

05. ADVERTENCIA

05. DOGMATISMO Y EXPERIENCIA

05. I. ¿Qué es dogma?

07. II. Los dogmas revelados

08. III. Los dogmas racionales

10. IV. Carácter social de la experiencia moral

12. V. La relatividad del saber excluye el dogmatismo

14. VI. Los resultados generales de la experiencia moral

15. EMERSON Y SU MEDIO

15. I. Un moralista

16. II. El ambiente puritano

19. III. Channing y Emerson

22. IV. Decepción de la moda filosófica

23. V. El trascendentalismo

25. VI. Geografía moral de los Estados Unidos

28. VII. Sarmiento y Horace Mann

29. VIII. La vida en Concord

31. IX. Emerson y Sarmiento

34. ORIENTACIONES MORALES

34. I. Una ética sin metafísica

35. II. La crítica de las costumbres

38. III. Necesidad de caracteres firmes

40. IV. No-conformismo y obediencia

41. V. Panteísmo

43. VI. Ética naturalista

44. VII. El optimismo y la perfectibilidad

47. VIII. La confianza en sí mismo

50. IX. La bella necesidad

52. X. Función social del no conformismo

52. LA ÉTICA SOCIAL

52. I. Integración del pensamiento emersoniano

55. II. La autonomía de la experiencia moral

56. III. Idealismo y perfectibilidad

59. IV. El dogmatismo teológico excluye la perfectibilidad

60. V. Valor social de la herejía

63. VI. La ética social en las Iglesias norteamericanas

64. VII. Su influencia sobre las Iglesias inmigradas

66. VIII. El solidarismo

68. HACIA UNA MORAL SIN DOGMAS

68. I. Independencia de la moralidad

69. II. Una asociación religiosa libre

70. III. Sociedades de cultural moral en Estados Unidos

72. IV. Algunos antecedentes del eticismo inglés

74. V. Las iglesias éticas

77. VI. El culto religioso de la moralidad

80. VII. Espontaneidad y evolución de la moralidad

82. VIII. Síntesis del pensamiento eticista

83. IX. El porvenir del eticismo

_________________________

 

José IngenierosJOSÉ INGENIEROS (1877-1925), italoargentino nacido en Palermo (Italia) como GIUSSEPPE INGEGNIERI, puede afirmarse que fue una persona con inteligencias múltiples: médico, psiquiatra, psicólogo, criminólogo, farmacéutico, sociólogo, filósofo, masón, teósofo, escritor, docente y comprometido socialmente hasta llegar al anarquismo. Destacó por su influencia entre los estudiantes que protagonizaron la Reforma Universitaria de1918. Sus ensayos acerca de la sociedad de su época ayudaron a abrir el diálogo sobre un sinnúmero de aspectos morales y éticos de la Argentina de principios del siglo XX. Desde 1897 dirigió el diario La Montaña (periódico que se autodenominó «socialista revolucionario») junto con Leopoldo Lugones, donde además de sus intereses puramente científicos y sociales, también se interesó por el ocultismo, los fenómenos parapsicológicos y la teosofía, mostrando un rechazo por las posturas científicas oficiales (que señalaba como dogmáticas), y proponiendo una actitud más abierta en la investigación psicológica. En 1903, la Academia Nacional de Medicina lo premió por Simulación de la locura (secuela de su tesis editada en libro). Fue nombrado jefe de la Clínica de Enfermedades Nerviosas de la Facultad de Medicina de la Universidad de Buenos Aires. En 1904 ganó la suplencia de la cátedra de Psicología Experimental en la Facultad de Filosofía y Letras (de la Universidad de Buenos Aires). Se convirtió en un destacado miembro de la Cátedra de Neurología y en el Servicio de Observación de Alienados de la Policía de la Capital, del cual llegó a ser su director. Entre 1902-1913 dirigió los archivos de Psiquiatría y Criminología y se hizo cargo del Instituto de Criminología de la Penitenciaría Nacional de Buenos Aires, alternando su trabajo con conferencias en universidades europeas. En 1908 ganó la cátedra de Psicología Experimental en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires. Ese año fundó la Sociedad de Psicología. En 1909 fue elegido presidente de la Sociedad Médica Argentina y fue nombrado delegado argentino en el Congreso Científico Internacional celebrado en Buenos Aires. Completó sus estudios científicos en las universidades de París, Ginebra, Lausana y Heidelberg. En 1919 renunció a todos los cargos docentes y hacia 1920 comenzó su etapa de lucha política, participando de manera activa en favor del grupo progresista Claridad, de tendencia comunista.En 1922 propuso la formación del organismo de lucha contra el imperialismo Unión Panamericana que difundió continentalmente las ideas antimperialistas. En 1925, pocos meses antes de su muerte, creó el censuario antiimperialista Renovación. Con el tiempo discrepó de las posturas del socialismo de Estado y empezó a colaborar con periódicos anarquistas, llegando a ser abiertamente simpatizante, reflejándolo en varias de sus obras literarias. Lo que se debió, en parte, a la influencia de criminólogo anarquista italiano Pietro Gori.

 


  • Twitter

  • Facebook

Recibir información de CGT Murcia

Y por whatsapp?