LA REACCIÓN Y LA REVOLUCIÓN

La Reacción y la RevoluciónAutor: Francisco Pi y Margall

EditorialLa Revista Blanca

ISBN:

DL:

Género: Federalismo - Economía - Pensamiento Libertario

Año: 1926 (1ª edición, original 1854)

Páginas: 479 (9 x 12’5 cm.)

PDF: SI (sólo PDF) - Pincha abajo para descargar

 

EN 100 PALABRAS: texto de 1854 en el que se defiende la descentralización política sustituyendo la idea de poder por la de pacto libremente contraido, aportando su idea de federalismo, que junto a “El principio federartivo” (1863) de Proudhon, que el mismo tradujo, se convertirá en la estructura ideológica del naciente republicanismo federal que anelaba para la Iª República en España, donde el Estado se construiría desde abajo, en una confederación que iría desde las personas a los barrios, de estos a los municipios, las comarcas, las provincias...

Tomo la pluma para demostrar que la revolución es la paz, la reacción la guerra. Examinaré para esto qué piden hoy los reaccionarios, qué los revolucionarios; estudiaré la situación de unos y otros. Soy demócrata; pero el espíritu de partido no prevalecerá nunca en mí sobre la voz de la verdad (…)Las iras del poder no me amedrentan; la idea de que voy a comprometer mi porvenir no pesa un solo adarme en la balanza de mis juicios. Hace dos años quise publicar bajo el título de ¿Qué es la economía política? ¿qué debe ser? mis estudios sobre las causas orgánicas de los males que afligen a los pueblos. La autoridad fiscal trató de imponerme condiciones; y antes de aceptarlas me condené al silencio. Hoy va a quedar aquella obra refundida en ésta. Nuestra revolución no es puramente política; es social (…)”.

ÍNDICE

005. Prólogo (Federica Montseny)

LIBRO PRIMERO: LA POLÍTICA

015. Capítulo I: Teoria de la libertad y la fatalidad, explicada por la historia general y la contemporánea española. - Razón de ser de los partidos.

035. Capitulo II: Determinación de la ley social

052. Capítulo III: La reacción. - Caducidad de las viejas instituciones. - Su desaparición. – Examen del estado y naturaleza del cristianismo.

078. Capítulo IV: Objeciones al capítulo anterior. - Estado y naturaleza del principio monárquico.

112. Capítulo V: Continuación de la misma materia. - Examen de la monarquía constitucional.

135. Capítulo VI: Constitucionalismo. - Examen de la libertad condicional. - Situación falsa de los reaccionarios.

189. Capítulo VII: La Revolución. - Dogma democrático. - La libertad moral y la libertad política. - La soberanía del individuo y la del pueblo.

210. Capítulo VIII: Nuevas consideraciones sobre la libertad. - La revolución es la paz. – Temores infundados de los reaccionarios.

242. Capitulo IX: Principios del sistema filosófico del autor. - Conclusión del primer libro.

LIBRO SEGUNDO: LA ADMINISTRACIÓN

261. Capitulo I: Exposición y critica de la organización administrativa.

294. Capitulo II: Materia administrativa. – Ministerio de Estado. - Relaciones exteriores. - Colonias. - Ejército y armada.

323. Capítulo III: Ministerio de la Gobernación. – Intereses morales. - Instrucción pública. – Costumbres.

373. Capítulo IV: Ministerio de la Gobernación. – Intereses materiales. - Administración de justicia. - Organización de la fuerza ciudadana.

404. Capítulo V: Deuda del Estado.

431. Capítulo VI: Ministerio de Hacienda. – Sistema tributario de Mon. - Contribución única. - Conclusión del libro.

463. APÉNDICE: El Eco de la revolución (Madrid, 21 de julio de 1854, número primero, y Madrid, 27 de agosto de 1855.)

477. Indice de las materias contenidas en este tomo

_________________________

 

Francisco Pi y MargallFRANCISCO PI Y MARGALL (1824–1901), político, ensayista e historiador español, doctorado en Derecho a los 24 años,  y partidario de un modelo federal que conjugaba influencias de Proudhon, el socialismo democrático y el socialismo libertario.​Contrario a la monarquía en cualquiera de sus variantes y formas, participóactivamente en la oposición a la misma, por lo que sufrió censura, cárcel y exilio. Después de la Revolución Gloriosa fue diputado en Cortes, donde dirigió el Partido Federal, y ministro de la Gobernación con Estanislao Figueras. Tras la dimisión de este, las Cortes le eligieron presidente, cargo que asumió el 11 de junio de 1873 y desde el cual se enfrentó a la Tercera Guerra Carlista, la guerra de independencia cubana y la Revolución Cantonal, defendiendo el Proyecto de Constitución Federal de 1873. Tiempo después, en su escrito La República de 1873, realizó un balance autocrítico retrospectivo de su gestión pública, reconociendo haber sido presa de un purismo legalista contrario a sus convicciones que le hizo titubear en el ejercicio del poder al servicio de la consolidación de la República. Se vio obligado a dimitir poco más de un mes después, el 18 de julio, ante la imposibilidad de desarrollar su labor de gobierno tras el Cantón de Cartagena. Como intelectual se dedicó esencialmente a la historia, la filosofía y el arte. Se le considera como uno de los intelectuales representativos del pensamiento más avanzado de la segunda mitad del siglo XIX. Escribió multitud de obras y fue redactor y director de varios periódicos. Tuvo contacto con las grandes figuras de la intelectualidad europea de la época, lo que le granjeó una enorme reputación en España y fuera de ella, granjeándose una biografía intachable debido a su honradez y dedicación intensa a sus principios políticos. El pensamiento de Pi y Margall fue uno de los más revolucionarios del siglo XIX español y, desde el punto de vista del anarquismo, únicamente fue superado por los bakuninistas. Su honestidad y progresismo fue reconocido por polític*s tan distantes ideológicamente como Friedrich Engels,Sabino Arana y Federica Montseny, y haocasionado que diferentes corrientes políticas (federalistas, anarquistasy catalanistas de izquierda) lo utilicen como bandera propia.

 


  • Twitter

  • Facebook

Recibir información de CGT Murcia

Y por whatsapp?